Teoterapia Radio

Noticias del 14-03-2017

EL PIE ORTOPÉDICO GRATUITO QUE SALVÓ A MÁS DE UN MILLÓN DE PERSONAS EN LA INDIA

La prótesis tiene un costo de producción que no supera los USD 50, y es entregada de forma gratuita en los hospitales públicos del país asiático. De qué material está hecha y por qué tiene tanto éxito

Archivos
Comentarios

Varios hombres esperan sentados en una fila de sillas metálicas sin hacer mucho más que mirar lo que tienen enfrente. Pasan las horas en silencio o comentando con su vecino el motivo que los tiene desesperados. Pero la procesión va por dentro. Todos ellos tienen tres cosas en común: a todos les falta una extremidad, ninguno tiene dinero y todos quieren volver a caminar.

La sede de la organización Bhagwan Mahaveer Viklang Sahayata Samiti (BMVSS) en Jaipur, capital de Rajastán, recibe a amputados de todo el país con pocos recursos y muchas esperanzas. Aquí nació la prótesis más barata del mundo, que se otorga de forma gratuita a todo aquel que quiera andar de nuevo y no cuenta con el dinero para costear una pierna de titanio.

Rajnish Bagani es el encargado de registrar a los pacientes. "Nosotros nos ocupamos de todo y nadie paga nada. Este hombre, que vive su trabajo con una pasión desbordante, asegura que cada día aparece casi medio centenar de mutilados y que en verano suele haber menos visitas, por la poca movilidad de las personas. "Vienen con lágrimas y salen con amor", dijo Rajnish, emocionado.








Desde 1975 hasta la actualidad, BMVSS creó 513.800 prótesis, 410.000 calibradores de polio y otros miles de correctores para diferentes anomalías en las extremidades. Leprosos, amputados por accidentes laborales o de tráfico, personas con las piernas atrofiadas por la poliomielitis o pacientes con enfermedades congénitas han recuperado su vida gracias a estas piezas ortopédicas. Todos llegan a alguno de los 24 centros que BMVSS tiene en India apoyados en muletas, en sillas de ruedas o reptando como serpientes. De allí, salen caminando.

 Cada día llega a esta clínica de la capital de Rajastán medio centenar de tullidos en busca de prótesis

El éxito de esta prótesis, conocida como el Pie de Jaipur, se debe a que se ajusta perfectamente a las condiciones de la India. Está hecha con caucho, un material barato y abundante en este país. La forma del pie facilita vida del agricultor que trabaja bajo la lluvia o de los millones de creyentes que acuden al templo descalzos, porque así se anda y así se debe andar.

El pie está compuesto por tres partes de goma y una interior de madera que hace de talón y tobillo. Tras pasar por un horno a más de 200 grados, el molde se encaja en una pierna artificial de polietileno de alta densidad (HDPE). Este material pesa poco, tiene gran resistencia y aguanta los cambios climáticos. A la empresa, producirlo, le cuesta solo USD 50 por prótesis.

Para las amputaciones que llegan al muslo, en BMVSS crearon en 2009 la Rodilla de Jaipur, una articulación policéntrica que la revista Time calificó como uno de los mejores inventos del año. Su fabricación asciende a unos USD 105, aunque aún sigue siendo mucho más baratas que las prótesis convencionales.

El Pie de Jaipur, que no está patentado, nació de las manos del doctor Pramod Karan Sethi, especialista en ortopedias, y del artesano Ram Chandra Sharma, que trabajaba con leprosos. El éxito de esta prótesis está en el bajo costo de producción y en la forma del pie, clave para la vida de los ciudadanos hindúes.







Para conocer la magnitud de lisiados que conviven en la India, sólo hay que mirar las estadísticas del 2016: solo en aquel país, murieron 146.000 personas y otras 500.000 resultaron heridas en medio millón de accidentes de tráfico.

Tras el éxito cosechado en Asia, el Pie de Jaipur cruzó fronteras y aterrizó en países azotados por conflictos y desastres naturales en África y Latinoamérica. Según el censo de 2011, unos siete millones de indios sufren discapacidades del aparato locomotor, aunque nadie duda de que la cifra real es mayor. India ya es un país libre de polio, pero en los 80 tenía más de 20.000 casos anuales.