Teoterapia Radio

Noticias del 28-10-2017

MEGIDO

Es una colina de Israel, situada 90 km al norte de Jerusalén y 31 km al sudoeste de la ciudad de Haifa. Se conoce también como Har Megiddo (hebreo) y Tell al-Mutesellim (árabe). En 2005, las ruinas de Megido fueron consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte del sitio «Tells bíblicos - Megido, Jasor, Beer Sheba».

Archivos
Comentarios

Es  una colina de Israel, situada 90 km al norte de Jerusalén y 31 km al sudoeste de la ciudad de Haifa. Se conoce también como Har Megiddo (hebreo) y Tell al-Mutesellim (árabe). En 2005, las ruinas de Megido fueron consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como parte del sitio «Tells bíblicos - Megido, Jasor, Beer Sheba».

En tiempos antiguos, Megido era una ciudad importante, apareciendo su nombre en jeroglíficos egipcios y en escritura cuneiforme: en las "cartas de Amarna"; gozaba de una importante situación estratégica, pues dominaba una vía de comunicación primordial en el Valle de Jezreel, a la salida de los desfiladeros del Carmelo, al nortoccidente de Tanak y en el camino de esta ciudad al Tabor. Era una de las estaciones principales en el camino que seguían los ejércitos en dirección de Egipto a Siria. Tras la ocupación por los hebreos, fue situada en el territorio de Isacar, pero atribuida a la tribu de Manasés

Sobre su situación, Jakut, geógrafo árabe del siglo XII, dice que "Ledjun es la antigua ciudad de Mageddo que recibió, bajo la dominación romana, el nombre de Legio". En sus inmediaciones se entablaron tres célebres batallas, una durante el siglo XV a. C., de las más antiguas documentada, y otras dos, en los años 609  a C y 1918. Es un valioso lugar arqueológico, un montículo con 26 estratos de ruinas de antiguos asentamientos, conocido por motivos históricos, teológicos y geográficos.

Según se narra en la Biblia, este paraje, el Valle de Jezreel, será el escenario donde acontecerá el Apocalipsis o la batalla final entre las fuerzas de la luz, dirigidas por Jesucristo, y las de las tinieblas, guiadas por Satanás o el Anticristo, durante el "Fin del Mundo", la batalla definitiva de Armagedón (Apocalipsis 16:16.)

La expresión griega Har Ma·ge·don, tomada del hebreo y vertida “Armagedón” por muchos traductores, significa “Montaña de Megido”, o “Montaña de Asamblea de Tropas”.