Teoterapia Radio

Noticias del 30-01-2019

10 Días de Ayuno y Santificación

Desde este Lunes 28 de enero, al Miércoles 6 de febrero, nuestra iglesia a nivel nacional Centi Argentina, entrará en 10 días de ayuno y santificación.

Archivos
Comentarios

No te pierdas ésta maravillosa oportunidad para ser parte de una de las herramientas más poderosas que tenemos como hijos de Dios para vencer espiritualmente y obtener victoria en nuestra vida; el ayuno.

Ayunar; como lo expresa la palabra es lo contrario a desayunar, es decir estar en ausencia de alimentos, por un tiempo determinado previamente acordado. El ayuno desde el punto de vista bíblico es una abstinencia voluntaria de la comida (alimento físico) que es remplazada por tiempos en la presencia de Dios y lectura bíblica (alimento espiritual.)

En el ayuno buscamos debilitar nuestra carne (carne no solo se refiere a lo físico, sino también a nuestros deseos y pasiones.) para fortalecer nuestro espíritu (área de nuestro ser que se relaciona con Dios, y que debe tomar el control, si buscamos ser seres espirituales.) En otras palabras; cedemos voluntariamente de satisfacer nuestros “gustos” de comida, por buscar más de la presencia de Dios.

Es un intercambio, es cambiar la satisfacción de comer y de disfrutar de la comida, por la satisfacción de estar en la presencia de Dios y percibir su amor.

 No sólo existe el ayuno de alimentos, podemos también ayunar todo lo que consideremos que nos pueda estar atando, y controlando, todo vicio que pueda tener dominio sobre nuestra vida. El apóstol Pablo escribió:

“Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna” 1 Corintios 6:12

Haciendo referencia que muchos hábitos de nuestra vida diaria nos pueden dominar, muchos vicios conocidos y otros no tanto también, ¿Puedes identificar qué cosas pueden estar atando tu vida? ¿Conoces que hábito puede estar dominando tu vida?

 Ahora sabemos que ayunar no es solo la ausencia de alimentos, sino un tiempo en el que separo mi vida de malos hábitos, reemplazándolo por mejores, por ejemplo: dejo de mirar tele y utilizo ese tiempo para orar con Dios, dejo de fumar y utilizo ese tiempo para leer la biblia, y así puede ser con muchos más ejemplos. 

Está demostrado que en 21 días se puede formar un nuevo hábito, y que mejor que nuestros nuevos hábitos sean la oración profunda con Dios, y el estudio de su palabra. Ayunar cambiar nuestra vida, modifica nuestros hábitos, nos libera de toda prisión emocional y dependencia de cosas que no nos hacen bien.

 A continuación, te dejaremos 3 motivos poderosos para ayunar éstos 10 días y estar en la presencia de Dios:

 1 – Para orar, y que nuestra oración sea respondida por Dios. El ayuno sin oración no es tal, y necesita de la búsqueda de Dios.

Esdras 8:23 Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y él nos fue propicio.

2 – Para tomar decisiones importantes; muchas decisiones no son claras, o no conocemos de que manera afrontarlas, ayunar va a revelarte lo que Dios quiere que hagas, sobre determinada situación en tu vida.

Hechos 13:3 Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron.

3- Para cambiar el corazón de los demás; Al igual que Nehemías, el ayuno te dará gracia frente a los demás, inclusive puede cambiar la postura de una persona con respecto a tus decisiones y tus deseos.
Nehemías 1:4,11…hice duelo por algunos días, y ayuné y oré delante del Dios de los cielos…concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón.