Teoterapia Radio

Noticias del 03-05-2020

Prédica Reunión familiar de Argentina 2/5/2020

¿Será este tiempo de cuarentena mundial una casualidad, o estará dentro de los planes de Dios para nuestra vida? ¿Qué quiere Dios que aprendamos en éste tiempo? ¿Saldremos iguales o transformados? No te pierdas, la próxima enseñanza!

Archivos
Comentarios

Eduardo Madeo

La Cautividad / Cautiverio

 

En la biblia se menciona muchos tiempos en cautiverio y regiones de cautividad. Hoy veremos este tiempo de encierro, como un tiempo de cautividad, como un tiempo de formación y preparación. Para soñar con la libertad, y prepararnos para los planes que Dios tiene en la cautividad.

 Vamos a usar pasajes ilustrativos de la biblia, es decir no tomados en forma literal.

¿Estamos en una cautividad? figuradamente sí, no oprimidos, pero sí estando en casa, a través del peligro de un virus, que nos quita la libertad. La vida libre de la que gozábamos.

 Existieron cautividades en la historia de Israel: Por ejemplo 70 años estuvieron los judíos en babilonia, encerrados, esclavos sin poder volver a sus hogares. Dios hace muchas obras por dentro de nuestro corazón en tiempo de éstos.

 Diversos cautiverios del pueblo de Israel:

 2 Reyes 17:6 (Explicación; en un aspecto el imperio Asirio atacó a Israel del norte 3 veces, en la tercera ocasión se llevócautivo al pueblo llevándolo a Asiria, luego llega babilonia más poderoso toma varias partes de Asia, tomando a Jerusalén, tomando cautivo al pueblo de Israel 70 años.)

 

En asiria hubo 3 reinos poderosos, Asirio, persa, Babilónico.
Dios disciplinó a Israel muchas veces a través de estos reinos, y los ponía en esclavitud, haciéndoles perder la libertad. ¿Por qué?

 

El siguiente pasaje lo explica: 2 Reyes 17:6-14

¿Por qué sufrimos semejante opresión, y semejante mal y disciplina? A Israel la disciplina le vino por su pecado y su rebelión, porque secretamente hicieron cosas no rectas ante Dios, adoraron todos los dioses falsos, falsos ídolos.

Dios les advertía, pero no escuchaban, cada vez hacían peor las cosas V14.

Hoy en día vemos que algunos escuchan la voz de Dios a través de la pandemia, ¿Pero muchos escucharán a Dios? El pueblo de Israel no escuchaba a Dios. Hoy en día pasa algo parecida, se ignora a Dios, el llamado de atención que él hace. Dios hoy nos dice "cuidado". Entendamos que mucha gente hoy se adaptó al mundo, como se apartó Israel de Dios. No adoramos a "Baales" pero adoramos a las drogas, al dinero, a las pasiones desordenadas, al orgullo, al ego, a la vanagloria de la vida.

 Si vamos al 2 Reyes 24:14-16

La parte de Jerusalén, la parte que faltaba, se la llevó para el norte el rey de Asiria. Vemos que cuando la gente es disciplinada no aprende rápido, a Israel le pasó lo mismo. Falsos profetas no hablaban con dureza, ni tampoco les daban la voz de Dios, sino que palabras blandas que no hacían recapacitar al pueblo.

Detalles de la cautividad:

Nabucodonosor la empezó, pero Siro el persa la terminó. Inclusive el reino persa, fue más bueno con el pueblo de Dios.Tanto así, que muchos judíos no querían volver a Israel terminado el cautiverio. El rey sirio les dio protección y dinero a los judíos, y orden para volver a su tierra. (Les devolvió todo lo que Nabucodonosor les había robado)

 ¿Pero qué cambió en ese encierro? ¿Qué cosas hoy nosotros cambiamos?

Si uno no aprende en la disciplina, Dios seguirá apretando, para que cuando salgamos a la libertad de la disciplina, salgamos fortalecidos, y mejorados. Israel luego de la cautividad nunca más volvió a ser idólatra, aprendieron la lección, al volver solo adoraron a Jehová.

 

Esdras 1 (Aquí aparece lo bien que trató Siro al pueblo de Dios en Persia, ex Babilonia).

Dios despertó el espíritu de un rey que no era judío. Vemos que Dios nos ha ayudado con gente que ni siquiera era cristiana, porque Dios en su propósito de hacernos bien y proveernos utiliza a quién quiere donde quiere.

Luego del cautiverio, se levanta un pueblo sin idolatría, transformado, y va a levantar la casa de Jehová. Debemos HOY nosotros, salir cambiado, habiendo dejado la idolatría. ¿No estaremos en cuarentena por olvidar la adoración a Dios? Necesitamos encerrarnos para ganar cosas que antes no teníamos, por disciplina de Dios, para cambiar actitudes, cambiar hábitos, cambiar el egocentrismo por búsqueda de Dios.

 Cuando salgamos ¿Con qué espíritu saldremos a buscar a Dios?

No todos los judíos volvieron a Jerusalén, como puede pasar que no todos hayamos cambiado después de esta cuarentena. Lo que pudimos levantar hoy encerrados, que siga hacia afuera, que cultivemos la familia, la oración, todo lo que hemos ganado debemos mantenerlo.

Muchos preferirán quedarse en babilonia, en vez de ir a hacer casa a Jehová (entiéndase salir a glorificar a Dios.)

 ¿No estamos hoy más fortalecidos espiritualmente? Hemos perdido quizás muchas cosas, ¿Pero no hemos ganado muchas otras?Los judíos trabajaron en equipo para levantar a Jerusalén. En Nehemías lo vemos. Es bueno que hoy podamos trabajar en equipo. También como Israel en su tiempo. Los judíos trabajaban mucho en equipo y por eso eran de impacto, hay que apoyar el equipo y ser parte del equipo, sin importar quién se lleva el mérito, el mérito es del equipo.

El premio por trabajar para Dios es para todos. La iglesia gana, nuestro hogar gana, cuando trabajamos para Dios Nadie es tan bueno como todos juntos, como la iglesia trabaja como cuerpo, edificándose en amor. Si crece el pastor, crecen los discípulos, si crecemos en casa, crece nuestra familia.

¿Sirvió la cautividad si hemos buscado más a Dios? No compitamos, enriquezcámonos con el compañero, con el líder, con el discípulo. Seamos hermanos.

 ¿Cómo salimos de esto?

Sofonías 2:7 ¿Dios sabía que haría después de la cautividad? claro que sí. Dios tiene la capacidad de levantar nuestro cautiverio.

Sofonías 3:20 Dios sacó a Israel del cautiverio, cuando pasaron su proceso, cuando terminara su disciplina cuando terminó el propósito para el cual Dios permitió que pasara. Dios visitará la tierra y nos levantará del cautiverio. Dios tiene el control, Dios levantará ésta cautividad cuando hayamos aprendido lo que tenemos que aprender.

¿Nos congregábamos tanto cuándo podíamos andar y salir por el mundo? ¿O buscamos más a Dios ahora encerrados? Entonces, la cuarentena hoy, está cumpliendo el propósito de Dios en nosotros.

Salmos 126: Éste era un cántico que hacía la gente, cuando Dios los liberaba.

¿Podremos cantar estando en cuarentena? Pues cantamos más que antes, nos congregamos más que antes, el para que Dios nos quería permanecer encerrados, no podremos volver a la libertad igual que antes. La iglesia va a salir poderosa de la cuarentena. Después de la tristeza siempre viene un momento de alegría. Esto no durará para siempre, porque siempre Dios al final cantará la victoria. Podremos haber sembrado con lágrimas este tiempo, pero recogeremos con gozo. Hemos ganado cosas en el hogar que antes no estaban, un cambio en el corazón que antes no estaba, las lágrimas pueden ser las semillas del futuro gozo.

La tristeza de hoy puede ser el futuro avivamiento, el futuro rapto de la iglesia.

 Ya viene el tiempo de la unción de la alegría y del gozo.

Ya el orden mundial se prepara para el anticristo, como Dios preparar a su Iglesia para el arrebatamiento. Cuando volvamos de la cautividad de la cuarentena, nuestros labios se llenarán de gozo, y realmente seremos distintos hacia afuera.

 

Efesios 4:8 Salmos 68:18

Cristo le ganó a la esclavitud en la cruz. Esto es parte del despertar que Dios nos da, Dios nos despertará de esto regalándonos dones y talentos. Fruto de una cautividad, salimos más liberados y provechosos que antes. Jesús al ascender al cielo nos vio, y nos capacitó con dones, para su iglesia.

 Aún en los rebeldes, si se convierten, le da dones, liberándolo de la cautividad. En este tiempo mucha gente será librada de demonios de ataduras, en tiempo de encierro físico, estamos siendo libres en el espíritu. ENCERRADOS DEL EXTERIOR, SOMOS LIBERADOS EN EL INTERIOR.

Tarde o temprano saldremos, pero tenemos que salir con dones, con maravillas, con una capacidad extra para levantar el nombre de Jesús. Dios permita que veamos la venida de Cristo, puede que sea ésta la última generación antes del arrebatamiento.

No perdamos la visión, soñemos en salir diferentes, soñemos en lo que haremos después de ésta cautividad. ¿Cómo salió Israel después de esos 70 años en cautiverio? Salieron convertidos, y nunca más volvieron a sus ídolos. ¿Cómo saldremos de ésta cuarentena? ¿Estaremos dispuestos salir con este despertar a buscar a los perdidos? ¿Nos quedaremos en casa, o saldremos a evangelizar por que el tiempo está cerca?

 Veamos la cuarentena, como un tiempo de conversión, de capacitación, y soñemos con lo que vendrá de esto, comprometámonos con Dios, a dar esfuerzo, tiempo, para Dios. ¿Seremos de los que nos quedamos en babilonia, o de los que haremos casa para Dios?