Teoterapia Radio

Editoriales

RESTOS DEL PALACIO DEL REY DAVID

 

Un arqueólogo judío dice haberlos encontrado en el este de Jerusalén. Varios colegas le restan importancia, ante el debate político y científico que se abre.

Se abre una nueva polémica sobre si Jerusalén fue o no la capital del reino judío como indica la Biblia. Eilat Mazar, un arqueólogo israelí, asegura que descubrió rastros de lo que fuera el palacio del Rey David.

El tema tiene, al parecer, tiene más connotaciones políticas que científicas: ¿El reino de David tuvo o no cierta magnitud histórica?; ¿Los judíos tienen allí sus orígenes o es un mito para justificar la ocupación?.

Hani Nur el-Din, profesor de arqueología en la Universidad Al Quds, dice que, como él, sus colegas palestinos consideran a la arqueología bíblica como un esfuerzo de los israelíes para "calzar la evidencia histórica en un contexto bíblico. Hay una especie de ficción acerca del siglo X antes de Cristo".

Pero a Mazar lo cuestionan también los arqueólogos israelíes. Ellos no creen que haya encontrado el palacio. La edificación, o lo que encontró de ella, podía ser también la Fortaleza de Sión que David conquistó a los jebusitas que gobernaban Jerusalén, o bien otra construcción.

El palacio, según un análisis realizado a las cerámicas encontradas dentro del lugar, sería del siglo X y IX AC.

Fuente: D. Clarín, InfoBAE. Redacción: ACPress.net

Si es o no es el Palacio de David, lo que no se puede negar porque la misma arqueología lo confirma es que El Rey David existió y su reinado no puede ser objetado, como tampoco puede ser objetado que el Señor Jesús al tomar forma humana escogió venir de la descendencia de David. El reinado de David tuvo fin, pero la misma Biblia dice que el Reinado de Nuestro Señor no tendrá fin jamás. Rindamos nuestra vida al Rey de Reyes y Señor de Señores y vivamos para él.

Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. I Sam 17:45

Y entendió David que el Señor le había confirmado por rey sobre Israel, y que había engrandecido su reino por amor de su pueblo Israel. 2 Sam 5:12

Y edificó allí David un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas de paz; y Jehová oyó las súplicas de la tierra, y cesó la plaga en Israel. 2 Sam 24:25


EL PAN DE CRISTO

Una fría tarde de invierno Victor se encontraba en las inmediaciones de un club privado cuando observó a un hombre y su esposa que entraban al mismo.

Víctor le pedía al hombre unas monedas para poder comprarse algo de comer.

Lo siento, amigo, pero no tengo nada de cambio -replicó éste.

La mujer, que oyó la conversación, preguntó:

-¿Qué quería ese pobre hombre?

-Dinero para una comida. Dijo que tenía hambre -respondió su marido.

-Lorenzo, no podemos entrar a comer una comida suntuosa que no necesitamos y ¡Dejar a un hombre hambriento aquí afuera!

-¡Hoy en día hay un mendigo en cada esquina! Seguro que quiere el dinero para beber.

-¡Yo tengo un poco de cambio! Le daré algo.

Aunque Víctor estaba de espaldas a ellos, oyó todo lo que dijeron.

Avergonzado, quería alejarse corriendo de allí, pero en ese momento oyó la amable voz de la mujer que le decía:

-Aquí tiene unas monedas. Consígase algo de comer. Aunque la situación está difícil, no pierda las esperanzas. En alguna parte hay un empleo para usted. Espero que pronto lo encuentre.

-¡Muchas gracias, señora! Me ha dado usted ocasión de comenzar de nuevo y me ha ayudado a cobrar ánimo.

Jamás olvidaré su gentileza.

-Estará usted comiendo el pan de Cristo. Compártalo -dijo ella, con una cálida sonrisa dirigida más bien a un hombre y no a un mendigo.

Víctor sintió como si una descarga eléctrica le recorriera el cuerpo.

Encontró un lugar barato donde comer, gastó la mitad de lo que la señora le había dado y resolvía guardar lo que le sobraba para otro día. Comerá el pan de Cristo dos días. Una vez más, aquella descarga eléctrica corría por su interior. ¡El pan de Cristo!

-¡Un momento! -pensó-. No puedo guardarme el pan de Cristo solamente para mí mismo.

Le parecía estar escuchando el eco de un viejo himno que había aprendido en la escuela dominical. En ese momento pasó a su lado un anciano.

-Quizás ese pobre anciano tenga hambre -pensó-. Tengo que compartir el pan de Cristo.

-Oiga -exclamó Víctor-. ¿Le gustaría entrar y comerse una buena comida?

El viejo se dio vuelta y lo miró con descreimiento.

-¿Habla usted en serio, amigo? El hombre no daba crédito a su buena fortuna hasta que se sentó a una mesa cubierta con un hule y le pusieron delante un plato de guiso caliente.

Durante la cena, Víctor notó que el hombre envolvía un pedazo de pan en su servilleta de papel.

-¿Está guardando un poco para mañana? -le preguntó.

-No, no. Es que hay un chico que conozco por donde suelo frecuentar.

Lo ha pasado mal últimamente y estaba llorando cuando lo dejé.

Tenía hambre. Le voy a llevar el pan.

El pan de Cristo. Recordó nuevamente las palabras de la mujer y tuvo la extraña sensación de que había un tercer Convidado sentado a aquella mesa. A lo lejos las campanas de una iglesia parecían entonar a sus dos el viejo himno que le había sonado antes en la cabeza. Los dos hombres llevaron el pan al niño hambriento, que comenzó a engullírselo. De golpe se detuvo y llamó a un perro, un perro perdido y asustado.

-Aquí tienes, perrito. Te doy la mitad -dijo el niño.

El pan de Cristo. Alcanzará también para el amigo cuadrúpedo.

El niño había cambiado totalmente de semblante. Se puso de pie y comenzó a vender el periódico con entusiasmo.

-Hasta luego -dijo Víctor al viejo-. En alguna parte hay un empleo para usted. Pronto dará con el. No desespere.

¿Sabe? -su voz se tornó en un susurró-. Esto que hemos comido es el pan de Cristo. Una señora me lo dijo cuando me dio aquellas monedas para comprarlo. El futuro nos deparará algo bueno!

Al alejarse el viejo, Víctor se dio vuelta y se encontró con el perro que le olfateaba la pierna.

Se agachó para acariciarlo y descubrió que tenía un collar que llevaba grabado el nombre del dueño. Víctor recorrió el largo camino hasta la casa del dueño del perro y llamó a la puerta. Al salir éste y ver que había encontrado a su perro, se puso contentísimo.

De golpe la expresión de su rostro se tornó seria. Estaba por reprocharle a Víctor que seguramente había robado el perro para cobrar la recompensa, pero no lo hizo.

Víctor ostentaba un cierto aire de dignidad que lo detuvo.

En cambio dijo: -En el periódico vespertino de ayer ofrecí una recompensa.

¡Aquí tiene!

Víctor miró el billete medio aturdido.

-No puedo aceptarlo -dijo quedamente-. Solo quería hacerle un bien al perro.

-Téngalo! Para mi lo que usted hizo vale mucho más que eso. Le interesará un empleo? Venga a mi oficina mañana. Me hace mucha falta una persona íntegra como usted.

Al volver a emprender Víctor la caminata por la avenida, aquel viejo himno que recordaba de su niñez volvió a sonarle en el alma.

Se titulaba "Comerte el Pan de Vida"...

"NO OS CANSÉIS DE DAR, PERO NO DEIS LAS SOBRAS, DAD HASTA SENTIRLO, HASTA QUE DUELA".
QUE EL SEÑOR NOS CONCEDA LA GRACIA DE TOMAR NUESTRA CRUZ Y SEGUIRLO, AUNQUE DUELA.


"Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. "Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí." Entonces los justos le responderán, diciendo: "Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber?
"¿Y cuándo te vimos como forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos? "¿Y cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?"
Respondiendo el Rey, les dirá: "En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis."
Mateo 25:34-40.

SERVICIO SILENCIOSO

Efrón Kuchkaryan, abuela de mi esposa, supo demostrar que es posible modelar una vida de acuerdo al servicio. Junto a su esposo Jachadur experimentó incontables vicisitudes (cuya sola mención merece la edición de un libro); sin embargo, en todo momento privilegió el servicio como elemento esencial de una vida plena.

Aún en las últimas semanas de su existencia terrenal, a los 86 años de edad, su mayor preocupación estaba centrada en el bienestar de los demás. No era una mujer de grandes discursos (que tienen su lugar y su importancia), no era una persona de grandes títulos (cuya obtención no se menoscaba), ni tampoco abundaba en riquezas materiales (que ocupan un sitial de importancia cuando se las ubica en la escala de valores adecuada).

"Efronia (como cariñosamente la llamaba su marido) creía en el servicio silencioso, ese que se manifiesta a través del amor desinteresado, la entrega deliberada, y el sacrificio individual por el bien de los demás como medio para alcanzar el gozo comunitario.

En otras palabras, su vida fue una perfecta definición de lo que significa servir.

Porque el servicio involucra mucho más que palabras: es una actitud de vida. Porque el servicio es distinto al servilismo: es entrega desmedida sin necesidad de caer en la ciega y baja adhesión a la autoridad de alguien.

Porque el servicio va más allá del egoísmo: es ser grandes sin necesidad de demostrarlo.

Jesucristo dijo en cierta ocasión: "No vine a este mundo para que me sirvan, sino para servir a los demás. Vine para liberar a la gente que es esclava del pecado, y para lograrlo pagaré con mi vida" (Marcos 10.45 - TLA).

¡Lancémonos a la aventura de servir! Me gusta cómo lo expresó el Cardenal argentino Jorge Bergoglio en una reciente homilía sobre las palabras de Jesús: "Nadie puede llegar a ser grande si no asume su pequeñez.

La invitación de las Bienaventuranzas es un llamado que nos apremia desde la realidad de lo que somos, nos entusiasma, lima los desencuentros. Nos encamina en un sendero de grandeza posible, el del espíritu, y cuando el espíritu está pronto, todo lo demás se da por añadidura".


Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. --Lucas 16:13.

SEMILLAS Y FE

Leí una fábula acerca de un hombre que estaba mirando en una tienda cuando hizo el pavoroso descubrimiento de que Dios estaba detrás del mostrador. Así que el hombre se acercó, y preguntó: «¿Qué vendes?» Dios respondió: «¿Qué desea tu corazón?» El hombre dijo: «Quiero felicidad, paz mental y libertad del temor [...] para mí y para todo el mundo». Dios sonrió y dijo: «Aquí no vendo frutos. Sólo semillas».

En Gálatas 6, Pablo enfatizó la importancia de sembrar semillas de comportamiento que honren a Dios, porque «todo lo que el hombre sembrare, eso también segará» (v.7). No podemos esperar experimentar el fruto de las bendiciones de Dios si no reconocemos la importancia de hacer nuestra parte.

Seguir el ejemplo de otros que han sembrado buena semilla puede ayudarnos. Samuel Shoemaker dijo que un buen ejemplo puede inspirarnos o hacernos decir: «Ah, sí, él (o ella) es así. Los cambios de humor, los nervios, la impaciencia o la preocupación no le suponen un problema como en mi caso; simplemente tiene mejor temperamento». Shoemaker continuó: «Puede que no se nos ocurra que tal vez esta persona haya tenido que luchar por su serenidad y que también podríamos triunfar si hiciéramos lo mismo».

¿Estás cansado de tu manera de ser? Pídele ayuda a Dios y comienza hoy a sembrar las semillas de nuevas acciones y respuestas. A su debido tiempo, el Espíritu dará el crecimiento.

Las semillas que sembramos hoy determinan el tipo de fruto que cosecharemos mañana.

Fuente: Nuestro Pan Diario 2009

Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. --Gálatas 6:7

NO TE AFERRES AL PECADO

Se cuenta la historia de un hombre que estaba muy cansado y decidió descansar en las ramas de un árbol. Encontró un buen lugar y tuvo un buen descanso. Dormía tan a gusto que se le olvidó que estaba en una rama. Pasaron las horas y ya había oscurecido cuando despertó de un salto. Olvidándose que estaba en una rama, comenzó a caer. Mientras caía, su mano abierta agarró una rama, y la apretó fuertemente. Estando colgado allí, escuchó una voz que le decía: "suelta la rama" pero como había tanta oscuridad, él no se atrevió a soltarla. Aquel hombre permaneció colgado hasta el amanecer sólo para descubrir que estaba a pocos centímetros del cielo. Estuvo colgado en aquel árbol toda la noche experimentando un fuerte dolor y un gran cansancio, cuando pudo haberse dejado caer al suelo sin problemas.

Nosotros también a veces nos aferramos al pecado. Nos sentimos cansados y condenados por mucho tiempo. Sin embargo, sólo estamos a "pocos centímetros" del perdón y de experimentar la paz con Dios. Vivamos hoy en paz al confesar y arrepentirnos de nuestros pecados. No debemos permitir que la vergüenza de confesar impida la paz interior y el gozo de ser perdonados. Que Dios nos ayude a tratar con el pecado inmediatamente.

Fuente: Timothy Senerwa, Junto a Aguas de Reposo

Pecar es de humanos; persistir en él es necedad.

¡Cuán bienaventurado es el hombre a quien el SEÑOR no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño! --Salmos 32:2

DEJA QUE TU LUZ BRILLE

Una pequeña niña se encontraba entre un grupo de personas, que eran guiadas en una excursión por una gran catedral. Mientras el guía daba explicaciones sobre las diversas partes de la estructura, el altar, el coro, la mampara y la nave principal, la atención de la pequeña estaba enfocada en una vidriera de colores.

Estuvo por largo tiempo, considerando en silencio la ventana. Al elevar la vista hacia las figuras que formaban parte del vitral, su rostro fue bañado en un arco iris de colores cuando el sol de la tarde inundó el ala cruciforme de la inmensa catedral.

Cuando el grupo se preparaba para continuar la gira, la niña se llenó de valentía y preguntó al guía: "¿Quiénes son las personas que están en ese vitral tan hermoso?
-Esos son los santos" -respondió aquel.

Esa misma noche, mientras la niña se alistaba para acostarse, le dijo a su madre con orgullo:

-Sé quiénes son los santos.
-¿Lo sabes? -respondió la madre. ¿Y me podrías decir quiénes son?
Sin vacilar la niña respondió:

- ¡Son las personas que dejan que la luz brille a través de ellas!
¿Estas permitiendo que la luz del Señor brille a través de tí?

Hemos sido llamados a compartir la luz de Jesús en un mundo de tinieblas. Como rayos de luz que atraviesan el pesimismo y la oscuridad, podemos llevar esperanza y ánimo.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. --Mateo 5:16

A EXPENSAS DEL TRONCO

En el sur de los Estados Unidos existe un tipo de vid que es parásita, sube por los troncos y se adhiere a árboles saludables y fuertes. Esta uva oscura del tamaño de una nuez se usa para hacer dulces y jaleas, y algunos sureños usan la piel para hacer pastel de fruta. El fruto que produce este tipo de vid les ha servido a muchas familias pobres durante muchos años. En años recientes, esta clase de vid se ha hecho más popular y este tipo de uva se puede comprar casi en todas partes en el sur del país.

A pesar de lo gustosa, variada y rica que es, esta clase de vid no puede existir por sí misma. Necesita el soporte de árboles bien firmes y arraigados a los cuales adherirse para sustentarse. Si esta vid se le separa del árbol que le sirve de sostén, se seca y deja de dar fruto.

Como la vid, no podemos sobrevivir sin una total dependencia de Dios. Sin Él no tenemos una verdadera, guía o alimento, y no podemos dar fruto.

Sin embargo, podemos aprender a adherirnos al Señor rindiendo nuestras vidas a Él. Podemos alimentarnos estudiando la Biblia, orando, adorando a Dios, sirviéndole y obedeciéndole de todo corazón. Como la vid, al adherirnos a nuestra Fuente podremos crecer saludablemente y dar mucho fruto bueno.

Fuente: En el Jardín con Dios, Editorial UNILIT

Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separando de mí nada podéis hacer. --Juan 15:5

NO ES QUE SEA CON AMOR DE PERRITO

  
  

Aarón y Abbey, llevaban casi un año de feliz matrimonio, cuando él le hizo un "obsequio" a Abbey que ella nunca deseó: un enorme perrito Chow, con patas del tamaño de pelotas de béisbol.

"Aarón, querido", dijo Abbey con firmeza "los perros y yo somos enemigos naturales. ¡Sencillamente no sabemos llevarnos bien!"

"¡Pero Abs!", dijo Aarón, llamándola con el nombre de su mascota con el fin de ablandarle el corazón, "Verás que pronto te acostumbrarás a él".

Para ambos, era obvio que el perrito era un regalo para Aarón.

"Perri", nombre que por fin decidieron ponerle al animal, vino a ocupar un lugar incómodo en el hogar. Habiendo decidido que el animal debía comprender su lugar como enemigo personal , Abbey emprendió una campaña silenciosa en contra del cachorro.

Perri captó de inmediato su resistencia y por un tiempo reciprocó robando toallas, despedazando zapatos y muebles y llevándose cualquier artículo pequeño que Abbey estuviera usando, una vez que esta le daba la espalda. El perrito hizo caso omiso a sus intentos por corregirlo y así transcurrió el primer año de Perri, como miembro de la familia.

Cierto día, Abbey notó un cambio en la actitud de Perri. Para su sorpresa, el cachorro comenzó a darle alegre bienvenida cada vez que llegaba a casa, rozando su mano con el hocico y lamiendo sus dedos en un amistoso "hola". Cada vez que ella lo alimentaba, él se echaba un instante y la miraba con adoración antes de comenzar a comer. Para colmo, el perrito comenzó a acompañarla en sus caminatas matutinas, permaneciendo muy cerca para protegerla de otros perros, mientras ella transitaba por las desiertas calles.

Poco a poco, Abbey fue humillada por el amor de Perri, hasta lograr una tregua. Hoy día, dice que la persistencia de Perri le ha enseñado mucho sobre cómo amar a los enemigos. Ella dice que Perri está ganando la pelea, pero no se lo digan a Aarón.

¿Conoces a alguién, quizás un miembro de tu propia familia, que necesita algún tipo de expresión de tu amor, en vez de tu resistencia?

Fuente: Al Atardecer con Dios, Edit. UNILIT

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos. Mateo 5:44

QUÉ TE PARECE?

En la lectura de la Biblia de hoy Jesús le preguntaba a Pedro sobre el pago de impuestos, y le dice: "¿Qué te parece, Simón?" Es importante lo que pensamos. Tenemos que ser cuidadosos con nuestros pensamientos. Hay un refrán que dice:

Siembra una idea, recoge un hecho,
Siembra una hecho, recoge un hábito,
Siembra una hábito, recoge un carácter,
Siembra una carácter, recoge un destino.

Muchas personas viven en un mundo irreal. No piensan correctamente, sino que creen en lo ilusorio. La persona en su juicio cabal enfrenta los hechos, cree en la verdad, y no trata de evadir la realidad. "Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida" (Proverbios 4:23). El sano pensar conduce a buenas convicciones sobre el bien y el mal. Producirá la confesión, el arrepentimiento y un cambio de vida.

Cuídate de lo que entra en tu mente a través de tus ojos y tus oídos. No permitas que entre nada que contamine tu mente. Vivimos en cuerpos con mentes propensas a las malas ideas y a las actitudes insensatas. Pero por el poder de Dios podemos tener mentes renovadas que piensen en todo lo que es verdadero, todo lo henesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo que es de buen nombre, en las cosas de valor dignas de alabanza. (Filipenses 4:8)

Quizá no seamos lo que pensamos que somos; pero en lo que pensamos, eso somos.

Fuente: Edward Hochstetler, Junto a Aguas de Reposo.

Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. --Proverbios 23:7

 

LA PUREZA

El cristiano está llamado a sufrir. ¿Acaso nos damos cuenta de esto? Dios no tiene mejor manera de glorificar su nombre que el acercarnos a él por medio de las pruebas que él mismo manda (o que permite que vengan) a nuestras vidas.

Nosotros debemos permitir que Dios nos haga aptos de entrar al cielo por medio de su gracia. Allí no entrará nada impuro, así que debe ser nuestra sincera oración que Dios nos purifique para llegar a estar preparados para el cielo.

En cierta ocasión un joyero estaba dándole calor a su oro. Él revolvería el líquido con su cucharón y sacaba las impurezas que flotaban en la superficie. Alguien le preguntó cómo él sabía cuando su producto estaba puro.

Él contestó: "Cuando puedo ver claramente mi reflejo en la superficie"

El método de Dios por lo general no consiste en un solo calentamiento y luego quedamos puros. Se requiere de varios calentamientos para llevarnos a niveles más altos.

Es reconfortante saber que nada nos sobrevendrá que nuestro Señor no haya experimentado antes que nosotros. Tengamos una actitud positiva ante las pruebas que se presenten en nuestras vidas. Ellas son para nuestro bienestar eterno.

Fuente: Kenton Martin, Junto a Aguas de Reposo

No entrará en ella ninguna cosa inmunda. Apocalipsis 21:27

 

DEVOLVER EL FAVOR

Cadena de favores es una película que trata de un niño de doce años que quiere marcar una diferencia en el mundo. Motivado por un maestro de su colegio, Trevor invita a un hombre sin hogar a dormir en su garaje. Ignorante de este arreglo, la madre de Trevor se despierta una noche para encontrar al hombre que estaba arreglándole la camioneta. A punta de pistola, ella le exige que se explique. Él le muestra que ha logrado arreglar la camioneta y le cuenta acerca de la amabilidad de Trevor. Le dice «Simplemente estoy devolviendo el favor».

Creo que esto es lo que Jesús tenía en mente en una de las últimas conversaciones con Sus discípulos. Quería mostrarle hasta dónde llegaba Su amor. Así que antes de la última cena juntos, se quitó el manto, se ciño una toalla alrededor de la cintura, y comenzó a lavarles los pies a Sus discípulos. Esto fue algo escandaloso porque solo los esclavos lavaban los pies. Era un acto de servidumbre y un símbolo que señalaba el sacrificio, la pasión y la humillación de Jesús en la cruz.

Imagina lo diferente que se vería nuestro mundo si les diéramos a los demás el tipo de amor que Dios nos ha dado por medio de Jesús. -MLW

Para conocer el amor, abre tu corazón a Jesús. Para mostrar el amor, abre tu corazón a los demás.

Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. --Juan 13:15

EL ROMPECABEZAS

Eres aficionado a los rompecabezas?

Si alguna vez has tratado de armar un rompecabezas complicado, sabes tres cosas sobre ellos:

Primero, toman tiempo. Muy pocas personas pueden armar varios cientos de piezas de un rompecabezas con rapidez. Casi todos los rompecabezas grandes toman varios días, aun semanas, para terminarlos. La diversión está en el proceso, la satisfacción en el resultado.

Segundo, el punto de partida de un rompecabezas es identificar las esquinas y los bordes, las piezas que tienen un lado recto.

Tercero, es divertido armar un rompecabezas solo, pero es más divertido armarlo con otros. Cuando se encuentra una pieza que «cabe justo» entre dos o más piezas, todos los participantes comparten la emoción.

Considera el día que tienes por delante como una pieza en el rompecabezas de tu vida. Es más, su forma es probable que sea muy dentada y sus colores muy difícil de identificar. El significado de hoy quizá no vaya en secuencia con el ayer. Lo que experimentas hoy tal vez encaje con algo que experimentaste hace varios meses o algo que experimentarás en el futuro. no es probable que veas el cuadro completo de tu vida observando un solo día. Aun así, puedes confiar que hay un plan y un propósito. Todas las piezas se van a unir según el designio de Dios y su timepo.

Algunos días, nosotros encontramos piezas de nuestras vidas con bordes rectos, verdades que se convierten en parte con bordes rectos, verdades que se convierten en parte de nuestra razón de ser. Otros días encontramos piezas que encajan juntas, así que entendemos más sobre nosotros mismos y la obra de Dios en nuestra vida. Y todos los días podemos conocer el gozo de compartir nuestra vida con otros e invitarlos a que sean parte del proceso de descubrir quién somos.

Lo principal que debemos recordar es disfrutar el proceso. Vive hoy hasta la plenitud, sabiendo que un día verás el cuadro en su totalidad.

Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de él procede nuestra fe y él es quien la perfecciona. --Hebreos 12:2

EL PODER DEL GOZO Y LA PAZ

Si tienes un problema y el diablo no logra inquietarte por ello, significa que él no tiene poder sobre Ti. Tu poder está en mantenerte calmo, en paz, con una actitud de confianza. El poder del diablo reside en causarte enojo y temor, minando así tu fortaleza.

Cuando te encuentres en una situación problemática, permite que tu meta sea simplemente permanecer en calma. Cada vez que comienzas a sentirte molesto o frustrado, detente y pregúntate: "¿Qué está tratando de hacer el enemigo aquí?"

El Espíritu Santo se mueve en una atmósfera de gozo y paz. No trabaja en el alboroto. En tiempo de prueba, tu fortaleza se encuentra asumiendo tu posición en Cristo y entrando en el descanso de Dios. Todas estas palabras bíblicas --esperar, aquietarse, descansar, permanecer  en Cristo-- expresan básicamente lo mismo: ¡No pierdas tu gozo y tu paz!

No estamos vencidos, sino que siempre seremos vencedores. Es probable que no superes cada obstáculo, pero puedes tener la certeza de que siempre triunfarás en Cristo. Si sabes enfrentar cada problema, obtendrás la victoria. Jesús esta siempre contigo en cada situación. Solo recuerda confiar en Él para que el gozo y la paz sean suficientes para hoy.

Si el enemigo logra dominarte a través de las circunstancias, controlará tu vida todo el tiempo. Elige caminar en tu autoridad, permanece siempre en paz.

Fuente: Joyce Meyer, Ama a Dios y Disfruta la Vida.

Y la semilla cuyo fruto es la justicia se siembra en paz por aquellos que hacen la paz. --Santiago 3:18

SEAMOS HONESTOS

La lectura bíblica de hoy nos recuerda que los demás nos conocen por nuestros frutos. También hay muchas otras cosas que ayudan a identificarnos. Hay un dicho que dice: "Dime con quien andas y te diré quien eres". Hace unos años, vimos un letrero al frente de una pequeña iglesia de campo que decía: "Dime las personas que evitas y te diré quien eres".

Las cosas que leemos también nos identifican. La oruga de la col sólo se alimenta de la col, mientras que la oruga de la nuez se alimenta de las hojas del árbol de nuez. La oruga del algodoncillo solo se alimenta del algodoncillo, y fácilmente identificamos al insecto de la papa por su amor a la planta de la papa.

El hombre que se pasa horas leyendo las páginas deportivas en el diario lo hace porque es admirador de los deportes. La literatura en tu hogar identifica la clase de persona que eres. ¿Tienes tiempo de sobra para el diario, pero sólo le echas un vistazo breve a la sana y buena literatura, la cual podría ayudarte crecer espiritualmente? Nos volvemos como los libros que leemos y como las personas con las que nos relacionamos.

¿Acaso tu lectura te identifica como un hijo de Dios?

Cuanto más andamos con Cristo, más nos parecemos a Cristo.

Fuente: Melvin Yoder, Junto a Aguas de Reposo.

Así que, por sus frutos los conoceréis. --Mateo 7:20

TU Y YO, SOMOS IGUALES

Imagina que eres un joven de veintiún años, padre de un niño muy pequeño y en proceso de divorcio. Toda la vida has crecido en una iglesia, en la que el divorcio es considerado "un fracaso por el cual orar pero que debes evitar." Ahora Tú eres un divorciado. Te encuentras en ese sucio fracaso. Con eso en mente, Horacio programaba una cita para orar con su pastor.

El pastor Hale recibió a Horacio en la puerta de su oficina, con cálida sonrisa y y un fuerte apretón de manos. Para sorpresa de este, el pastor no le indico la silla que estaba frente al escritorio para luego instalarse en en su asiento de cuero y espaldar alto, ubicado en la parte posterior del mismo. En cambio, se sentó en una silla cómoda y le indicó sentarse en el sofá adyacente. Este simple hecho de sentarse eliminando el escritorio entre ambos, dejó a Horacio pasmado.

Según el modo de pensar del joven, el pastor era santo y él, indigno. No obstante, ahí se encontraba, siendo tratado como si sus necesidades fueran , lo único importante para el pastor. Sus acciones manifestaron. "No me considero superior a ti simplemente porque Dios me haya llamado a servir como pastor en esta iglesia. Estoy aquí para servirte, y deseo que te sientas cómodo ya que eres importante para mí, así como te lo demuestro hoy."

El tormento de Horacio y su duda, comenzaron a desvanecerse. Una sensación de descanso y confianza reconfortó su herido corazón.

Aunque el divorcio es un aspecto tan común en la vida moderna, esto no es algo que contribuya a minimizar el dolor de aquellos que lo experimentan. Si tienes la oportunidad, sé hoy un Pastor Hale para algún Horacio.

Tanto tu vida como la de ellos será más enriquecida por tu compasión.

Fuente: Amanecer con Dios

Vuelve, alma mía, a tu reposo, porque el SEÑOR te ha colmado de bienes. Salmos 116:7

Y ESO HIZO TODA LA DIFERENCIA

Dos caminos divergían en un bosque amarillo, y apesadumbrado por no poder recorrer ambos y por ser tan sólo un viajero, me detuve largo tiempo; miré a lo largo de uno tan lejos como pude hasta el punto en que giraba en la maleza.

Entonces tomé el otro, muy parecido, y teniendo tal vez menos demanda, porque estaba cubierto de hierba y mostraba menos desgaste; aunque al atravesarlo, lo habría de desgastar igual.

Ambos yacían igualmente aquella mañana llenos de hojas que nadie había oscurecido con sus pisadas. Bueno, ¡dejé el primero para otro día! Sin embargo sabiendo que un camino lleva a otro, dudé que alguna vez tuviese la oportunidad de tomar el otro.

Al contar esto lo hago con un suspiro. En algún lugar, hace muchos, muchos años dos caminos divergían en un bosque y yo... yo tomé el menos transitado... y eso hizo toda la diferencia.

Robert Frost

El pensamiento de hoy es en realidad un poema que entraña una reflexión personal por parte del autor.

Nos presenta un cuadro de las decisiones que tomamos en la vida: una vez tomada una opción, aun pensando que podamos regresar en caso de fracasar, a la otra opción, pronto descubrimos que en muchos casos la decisión es irreversible. Esto no significa, sin embargo, que Dios no nos dé nuevas oportunidades lo cual Jesús mismo vino a garantizar.

Lo que sí significa es que necesitamos aprender a caminar de la mano del Señor, porque recorremos una ruta que, nunca hemos transitado. Podemos confiar que si nos aferramos al Señor, al igual que el autor del pensamiento de hoy, habremos escogido el camino que marcó la diferencia. Adelante y que el Señor les bendiga.

Raúl Irigoyen.

Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Génesis 6:12.

Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino del Señor, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Dios sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él. Génesis 18:19.

BAJO JURAMENTO

David Casstevens del Noticiero Matutino de Dallas cuenta una anécdota sobre Frank Szymanski, un centro de Notre Dame en los 40s, que había sido citado como testigo en un juicio civil en South Bend.

- "¿Está usted en el equipo de fútbol Americano de este año de Notre Dame?" preguntó el juez.

- "Sí, Su Señoría"

- "¿En qué posición?"

- "Centro, Su Señoría"

- "¿Qué tan bueno es como centro?"

- Szymanski se retorció en su asiento pero dijo con firmeza: "Señor, soy el mejor centro que Notre Dame ha tenido jamás"

El entrenador Frank Leahy, que estaba en la corte, se sorprendió. Szymanski había sido siempre modesto y no presuntuoso. Así que cuando terminaron las sesiones, llevó a Szymanski a un lado y le preguntó por qué había hecho tal afirmación. Szymanski se sonrojó.

"Me sentí mal al hacerlo, Entrenador", dijo él. "Pero, después de todo, estaba bajo juramento"

David Casstevens, "Condensed Chicken Soup for the Soul", Editor: Jack Canfield, Mark Victor Hansen & Patty Hansen

Es cierto que necesito hablar la verdad y nada más que la verdad, pero hay ocasiones especialmente en lo que toca a nosotros que es mejor que otros hablen por nosotros. No tengo que decir que tan bueno soy, pero puedo decir que otros son los que pueden decir como lo estoy haciendo.

He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. Jeremías 33:6.

Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios. Juan 3:21.

EL LIDER DEL GRUPO

No es fácil ser dueño de un negocio pequeño. Cuando comienzas a tener una buena clientela, llega un hábil competidor que te copia tu estilo o mejora tus métodos. Lo siguiente es que ves disminuir tus entradas y te pones a vigilar tratando de evitar que te perjudique otra ola de oportunistas.

Un hombre que vivía en la costa oeste de los Estados Unidos se encontró con esta situación. Su primera empresa fue en la línea comercial. Cuando grandes compañías prácticamente se apoderaron de las aguas, él comenzó a alquilar pequeños veleros y kayaks a la gente que quería explorar la bahía. Muy pronto, otros que tenían socios más adinerados comenzaron también esa línea.

De nuevo, necesitaba una nueva idea.

¿Y si comenzaba a hacer giras submarinas? Después de una investigación, se dio cuenta que el costo de comprar y mantener un submarino estaba fuera de sus posibilidades. Sin embargo, ¡un barco semisumergible con vista al océano no lo estaba! La embarcación se parece a un submarino, pero no se sumerge. Los pasajeros pueden ir debajo de la cubierta y observar la fascinante vida debajo del mar.

Cuando tus entradas parecen irse con la marea, tal vez debas ser un poco creativo. Hablas con otras personas, investiga, considera aun las ideas «locas» y saca lo que puedas de ellas. Tú no sabes cuál es la ola que te puede llevar a salvo hasta la orilla provechosa.

La obra creativa de Dios no terminó con su creación del mundo. Él sigue su obra hoy al darnos a cada uno una dosis de creatividad. Nos invita a ser parte de su plan y propósito para la tierra al usar esta energía creativa. Sus ideas son el don de Dios para su provisión, prosperidad y el cumplimiento de su propósito en la vida.

Pídele al Señor que te inspire de una forma nueva hoy. ¡Pídele que te dé su siguiente idea para tu vida!

Fuente: Desayuno con Dios

He aquí, las cosas anteriores se han cumplido, y yo anuncio cosas nuevas; antes que sucedan, os las anuncio. --Isaías 42:9

CONECTATE

En nuestro caminar cristiano, muchas veces llegamos a poseer una cantidad de principios, fórmulas y métodos, pero carecen de verdadero poder. Esto también se aplica a las enseñanzas sobre la fe, la oración, la alabanza, la meditación, los estudios bíblicos, la confesión, la guerra espiritual y todos los otros preceptos sobre los que hemos escuchado y asimilado. Todo es bueno, y necesitamos saber acerca de ello, pero por sí solo no puede resolver nuestro problema.

Debemos recordar que, aún con lo buenas que son estas disciplinas, solo son canales para recibir al Señor. No son de ninguna ayuda si no están conectadas a la fuente de poder divino.

Nos conectamos a través de una relación personal con Dios, lo que demanda tiempo. Nunca lograremos una verdadera victoria perdurable en nuestra vida cristiana, si no tenemos un tiempo de comunión privada y personal con el Señor. Él tiene un plan especial, único para ti. Si se lo pides, Él se acercará a tu vida y tendrá una relación íntima contigo. Él te enseñará y te guiará en el camino que debes recorrer.

Aprende a responder con prontitud a la guía del Espíritu Santo. Apártate con Él a solas, y serás recompensado en abundancia.

Es solo en la presencia del Señor donde recibimos su poder.

Fuente: Joyce Meyer, Ama a Dios y Disfruta La Vida.

4 Continué, y dije al ángel que hablaba conmigo: ¿Qué es esto señor mío?
5 Respondió el ángel que hablaba conmigo, y me dijo: ¿No sabes qué es esto? Y respondí: No, señor mío.
6 Continuó él, y me dijo: Esta es la palabra del SEÑOR a Zorobabel: "No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu"-dice el SEÑOR de los ejércitos. --Zacarías 4:4-6

LA RESPUESTA ES SI

Hace poco alguien llamó a nuestra oficina. Yo fui quien cogió el auricular. "¿Es la oficina de la Akamba (una compañía de ómnibus)?" preguntó una voz. !No, es la oficina de Lámparas y Luz", contesté. "Lo siento, marqué el número equivocado", se disculpó la persona y colgó.

En la Biblia, encontramos que había personas que llamaron a su dios, pero sus oraciones no fueron contestadas.

En 1 Reyes 18, cuatrocientos profetas de Baal le invocaron desde el amanecer hasta el anochecer, pero no recibieron respuesta alguna. Simón el mago, en lugar de invocar a Dios, trató de comprar al Espíritu Santo con dinero. En cambio, los hombres de Dios, y Dios le s respondió, incluso por encima de sus expectativas. ¿Su secreto? Ellos no se equivocaron de número.

No importa quien seas, lo que seas, lo que tengas, o dónde vivas. Cualquiera puede llamar a la mayor oficina, al perfecto y más grande hogar, al mayor negocio, y al mayor poder que el mundo jamás haya conocido. El señor Jesucristo, Rey de reyes, y Señor de señores es su nombre. Él hizo el primer llamado. Los hombres sólo tienen que responder a su llamado.

Fuente: Collins Okonth, Junto a Aguas de Reposo.

En mi angustia invoqué al SEÑOR, sí, clamé a mi Dios; desde su templo oyó mi voz, y mi clamor llegó a sus oídos. --2 Samuel 22:7

SE ALGUIEN QUE CUENTE LAS BENDICIONES

«Ah, no, otra vez no», susurró Wendy para sí, al despertar de un profundo sueño a las dos de la madrugada. Por varias noches, se había despertado de madrugada y no había podido volver a dormirse.

Wendy trató de contar ovejas, y luego de contar de atrás para delante, pero todavía seguía despierta. La leche tibia solo logró despabilarla. Por varias horas cada noche, se sintió muy mal, esforzándose por volverse a dormir y preocupándose por la causa del problema.

Durante el día, le resultaba muy difícil concentrarse en su trabajo, y los oscuroscírculos en sus ojos la hacían ver mucho mayor de lo que era.

Entonces una noche, cuando se despertó muy de madrugada, Wendy tomó su Biblia y comenzó a leerla y a estudiarla. Durante las muchas noches que siguieron a esa, escudriñaba la Palabra de Dios y de forma gradual comenzó a entender el mensaje que le ofrecía. Su contar ovejas cambió a contar bendiciones, y descubrió enseguida que siempre se dormia antes de que pudiera contar todas las bediciones.

En lugar de temerle a su insomnio, anhelaba estudiar la Palabra de Dios en la madrugada. El poder de Dios y su presencia le llenaban el alma. Poco a poco, mientras más tiempo pasaba con Dios, más poder espiritual sentía y aumentaba su sentimiento de autoestima. Por primera vez en mucho tiempo, Wendy se sintió en control de sus sentimientos y comenzó a creer que en Él podía hacer todas las cosas por medio de Cristo.

Al final, el insomnio de Wendy desapareció y volvió a tener dulces sueños. Se aseguró, sin embargo, de pasar tiempo con el señor durante el día. Seguía agradecida por sus noches sin dormir; Dios usó ese tiempo para enseñarle la verdad de vivir y el gozo de amar. Cuando contaba sus bendiciones, se daba cuenta de que la respuesta para dormirse no estaba en contar ovejas, sino en clamarle al Pastor de ovejas.

Fuente: A través de la noche con Dios

Y haré de ellos y de los alrededores de mi collado una bendición. Haré descender lluvias a su tiempo; serán lluvias de bendición. --Ezequiel 34:26

 

CIELO NOCTURNO

¿Cuando fue la última vez que te detuviste a contemplar el cielo lleno de estrellas, en una noche si nubes? ¿ Te has imaginado cómo sería viajar a través de los cielos, ente las estrellas? ¿Que habrá más allá de lo que nuestros ojos físicos pueden observar?

Jamie Buckingham, describió una noche centelleante en las montañas nevadas de Carolina del Norte:

"Caminé por el oscuro sendero cubierto de nieve hacia Cowee Bald. El cielo se había despejado, revelando millones de estrellas que resplandecían en la noche fría. Solo escuchaba el gorgoteo de una pequeña quebrada al lado el camino y el suave crujir de mis zapatos sobre la nieve. Los demás ruidos nocturnos quedaron ahogados, y tuve la impresión de estar solo sobre la faz de la tierra.

»Me pregunté qué hora sería, pero echarle un vistazo a mi reloj sería un sacrilegio. Relojes, calendarios, automóviles y aviones, instrumentos de tiempo y velocidad, quedaron todos sepultados bajo el manto de quietud de la naturaleza. Removí la nieve sobre mis botas, y parado en medio del camino, eché mi cabeza hacia atrás y respiré con profundidad el aroma a pino impregnado en el aire. Miré hacia el cielo, pude ver estrellas que alumbraban con luz milenaria y reconocí que tan solo vislumbraba el margen del espacio. Más allá... el infinito y por encima de todo... el Creador.

»Recordé una cita de Kant, el filósofo alemán. Algo relacionado con dos evidencias irrefutables de la existencia de Dios: en el interior, la ley moral y en el exterior, el universo saturado de estrellas. En un suspiro susurré Su nombre: "Dios"

»Entonces, impactado ante su presencia, lo llamé como había aprendido a través de la experiencia: "Padre""

Esta noche, contempla las estrellas en el firmamento. Percibirás un destello de eternidad. ¡Qué impresionante pensamiento: El Creador del Universo me invita a disfrutar una relación personal con Él!

Fuente: Al Atardecer con Dios.

Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has establecido, --Salmos 8:3

ORACIONES EN EL RESTAURANTE

A nuestra familia le encanta comer en El Ranchito, un restaurante mexicano que está cerca de nuestra casa. Afortunadamente, ir a cenar es ahora más fácil que antes. Nathan de alguna forma ya se sienta tranquilo durante la comida, pero hubo un tiempo en que le gustaba jugar resbalándose de la silla de bebé (con dos cinturones de seguridad) para esconderse bajo la mesa. Para él, era un juego. Para nosotros, era mortificador, en particular cuando gritaba "¡Mamá, Dadá!" a todo pulmón. Imaginábamos que veía el espacio oscuro como un excelente fuerte y quería que viniéramos a jugar con él. Por alguna razón, no podía entender el concepto de que teníamos que mantener una "imagen" más refinada en público. Comer papas y salsa bajo la mesa no estaba bien para papi, mami o para él. Había mucha imagen que mantener.

En los restaurantes pasan cosas chistosas. Kim me contó de su hijo de seis años quien le pregunto si podía orar cuando llegara la comida. Todos inclinaron la cabeza mientras él recitaba lo siguiente: "Dios es bueno. Dios es grandioso. Gracias por la comida y Dios, te voy a agradecer más si mami nos da helado para el postre ¡con libertad y justicia para todos! ¡Amén!"

Junto a la risa de los otros clientes que estaban cerca, el pequeño y su mamá escucharon una rara y severa observación de una mujer:

--Eso es lo malo en este país. Hoy día los niños no saben ni orar. ¡Pedir helado a Dios! ¡Qué cosa!

El niño rompió en llanto y preguntó a su mamá:

--¿Hice algo malo? ¿Está Dios enojado conmigo?

Su madre le dió un fuerte abrazo y le aseguró que lo que había hecho era algo perfeco y que Dios no estaba enojado con él.

Cuando ella consoló a su hijo, un anciano se acercó a su mesa.

Le guiñó un ojo al menor y dijo:

--Sé que Dios pensó que era una buena oración.

--¿De veras? --le preguntó el niño.

--Con todo el corazón--le respondió. Luego en un susurro teatral, añadió inclinando la cabeza hacia la mujer que había comenzado todo el asunto--. ¡Que malo que ella nunca pida a Dios helado. Un helado es muchas veces bueno para el alma.

Naturalmente, se le dió al niño un helado al final de la comida. Cuando la mesera lo puso en la mesa, él se le quedó mirando por un momento y luego hizo algo que conmovió a su familia. Tomó su helado y sin decir una palabra lo colocó frente a la severa mujer.

Con una gran sonrisa dijo:

--Esto es para usted. El helado es bueno para el alma y la mía ya está buena.

La próxima vez que sus hijos expresen su fe en una forma que usted piense que no es muy "correcta", evite la tentación de mostrarles cómo deben hacerlo. Mientras ellos honren a Dios y le muestren respeto, déjelos que se acerquen a su Padre en cualquier forma que ellos sientan natural y cómoda.

Fuente: Un Café para el Alma.


Mateo 19:14

14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.


MÁS ALLÁ DEL ESTRUENDO...VIDA


Anne Frank, en El diario de una joven, escribió: "Rehúso edificar mis esperanzas sobre una base de confusión, miseria y muerte." Ella comprendió que la esperanza se establece en algún sitio, más allá de nuestras circunstancias inmediatas. En efecto, la esperanza genuina, con frecuencia se sostiene en la oscuridad.

¿Cómo era capaz, esta joven de manifestar tal brío y convicción, más allá de su corta edad? Ella no permitió que la devastación que imperaba en aquel entonces moldeara su proyección hacia la vida. He aquí sus palabras: "Es realmente un milagro, no haber abandonado mis ideales... aún los conservo. Puedo escuchar el estruendo que se aproxima, sentir el dolor de millones, y no obstante, si alzo los ojos al cielo, pienso que todo va a estar bien."

No podemos imaginar cuántos horrores padecieron Anne Frank y su familia en el holocausto nazi, pero sí sabemos que su padre sobrevivió. Incluso, las palabras de Anne también permanecen vivas.

Años más tarde, el diario de esta joven que enfrentó uno de los períodos mas sombríos de la historia de la humanidad, ha sido leído por varias generaciones. Cualquiera se conmueve con aquel que decide tener esperanza en medio de la desesperación.

La adversidad, de vez en cuando, es parte de la existencia. A la hora de la prueba, tenemos las mismas alternativas que Anne: Aferrarnos a nuestros ideales o abandonarlos. Cuando las circunstancias suenen como "estruendo cercano", recuerda la sencilla verdad que acompaño a esta joven judía.

Un cimiento elaborado con los materiales correctos, contribuye a una vida de victoria. Abrazar con firmeza sus propios ideales, a pesar de las circunstancias, es un sello de personalidad.

Fuente: Amanecer con Dios.

Esforzaos, y aliéntese vuestro corazón, todos vosotros que esperáis en el SEÑOR. Salmos 31:24

LA CLAVE DEL ÉXITO

Qué hace la diferencia? ¿Por qué a algunas personas les va tan bien? ¿Será por...

El trasfondo familiar? Crecer en una buena familia es algo por lo que cualquiera debería sentirse agradecido, pero no es un indicador confiable de ser la razón para el éxito. Un alto porcentaje de las personas exitosas viene de hogares destruidos.
La riqueza? No, algunos de los hombres y mujeres de mayor éxito vienen de la clase media y de la clase media baja. La riqueza no es un índice de éxito ni la pobreza es garantía de logros insignificantes.
La oportunidad? Bueno, la oportunidad es algo muy especial. Dos personas con dones, talentos y recursos similares pueden observar una situación dada, y una de ellas verá tremendas oportunidades en tanto que la otra no verá nada. La oportunidad está en el ojo del observador.
Una alta moralidad? Me gustaría que esta fuera la clave, pero no lo es. He conocido personas absolutamente íntegras que han logrado muy poco. Y he conocido sinvergüenzas de un tremendo éxito. Usted también los conoce.
La ausencia de dificultades? Por cada persona exitosa que ha esquivado a la adversidad, hay una Helen Keller que venció incapacidades extremas o un Víctor Frankl que sobrevivió a horrores absolutos. Así es que tampoco es la ausencia de dificultades.
No, ninguna de estas cosas es la clave. Para decirlo en forma franca, yo sé sólo de un factor que separa a los que se distinguen en forma consistente de los que no: La diferencia entre la gente mediocre y la gente de éxito es su percepción de y su reacción al fracaso.

Ninguna otra cosa tiene la clase de impacto en la capacidad de las personas de alcanzar y llevar a cabo cualquier cosa que se propongan y deseen.

Maxwell, John C.: El Lado Positivo Del Fracaso. Thomas Nelson, Inc., 2000; 2003, S. 10

Efectivamente, esto es cierto. El Fracaso no es el acabose de todo, podría ser el comienzo de todo. Lo importante en la vida es sacar provecho de cada experiencia dolorosa. Jesús estará a nuestro lado para enseñarnos.

Para librarnos de caer en el sepulcro y de cruzar el umbral de la muerte. Job 33:18.

Si le tiene compasión y le ruega a Dios: Sálvalo de caer en la tumba, que ya tengo su rescate. Job 33:24.

Página: 1 | 2 | 3