Teoterapia Radio

Editoriales

NUEVAS PROGRAMACIONES, PARA UN NUEVO TIEMPO

Lunes a Viernes 19:00 Horas  :

Programas en vivo, desde Bs As y Neuquén

Todos los días 11:00 Horas
Nuevo espacio
"Emprendimiento 7/60"
con Patricia Madeo

Sábados 19:00 Horas
Reunión Familiar a nivel Nacional
desde Buenos Aires para toda Argentina

Martes y Viernes 6:00 Am
Devocional en Vivo
con Eduardo Madeo

COMO NOS ENSEÑABA EL APÓSTOL PABLO

2 Timoteo 2:9-10
"Debido a que predico esta Buena Noticia, sufro y estoy encadenado como un criminal; pero la palabra de Dios no puede ser encadenada. Por eso estoy dispuesto a soportar cualquier cosa si esta traerá salvación y gloria eterna en Cristo Jesús a los que Dios ha elegido" 

El Apóstol escribe a su discípulo Timoteo, acerca de las dificultades en lo físico que muchas veces atravesó por compartir la palabra de Dios a muchos, y continuar el evangelio que le encomendó Cristo.
 Pero aún encadenado, o preso en la carne, nunca dudó que en lo espiritual su crecimiento personal, su crecimiento en el conocimiento de Cristo seguía ocurriendo y seguía hacia la voluntad de Dios;
por eso declara "la palabra de Dios no puede ser encadenada" ¿No será algo similar a lo que podemos estar viviendo? podemos estar en cuarentena, obedeciendo a las autoridades, pero eso no quiere decir que el proceso espiritual de Dios en nuestra vida se detenga, o se ponga en cuarentena la obra del Espíritu Santo en nosotros y en todo el mundo, por eso, la Palabra de Dios sigue viva y eficaz,. Tomando éste ejemplo, Teoterapiaradio, quiere acompañarte en estos tiempos difíciles, a llevarte la palabra del Señor, que siempre, que siempre se mantiene Fiel. Dios te bendiga! 


PABLO RELATA SU CONVERSIÓN

Hechos 26:13-23

Pablo relata su conversión 

12 Ocupado en esto, iba yo a Damasco con poderes y en comisión de los principales sacerdotes,
13 cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.
14 Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón.
15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.
16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti,
17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,
18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

Pablo obedece a la visión
19 Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial,
20 sino que anuncié primeramente a los que están en Damasco, y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.
21 Por causa de esto los judíos, prendiéndome en el templo, intentaron matarme.
22 Pero habiendo obtenido auxilio de Dios, persevero hasta el día de hoy, dando testimonio a pequeños y a grandes, no diciendo nada fuera de las cosas que los profetas y Moisés dijeron que habían de suceder:
23 Que el Cristo había de padecer, y ser el primero de la resurrección de los muertos, para anunciar luz al pueblo y a los gentiles.

- Cuando servimos a Dios debemos servirlo a la manera que Él nos pide en su palabra, en obediencia a su voluntad. Seguir a Dios a "nuestra manera" es igual a desobedecerle. 
Debemos dejar guiarnos por el Espíritu Santo, para servir a la manera que Dios quiere, no debemos ser tercos en querer servir a Dios de una forma que no le agrade.
El dejarse guiar por Dios, es una clara señal de humillación, de reconocer que Él lo hace mejor que nosotros mismos.
Dios quiere que actuemos en conjunto con otras personas, y seamos testigos de Cristo al mundo entero, cumpliendo la visión de "abrir los ojos" a las personas, para que por la fe, reciban el perdón y la salvación en Jesucristo.
Si bien Pablo predicó en muchas instancias y lugares el mensaje central de su prédica siempre fue Cristo, y cómo conocer su vida, nos lleva a arrepentirnos, bautizarnos, y hacer obras dignas que le agraden. Pablo siguió en obediencia la voz de Dios al ser convertido de su vieja manera de vivir, y decidió servirle, decidió hacer la voluntad de Dios.

¿Tú cuándo sirves a Dios, lo haces a tu manera, o haces la voluntad de Dios?

NO TE AFERRES AL PECADO

Se cuenta la historia de un hombre que estaba muy cansado y decidió descansar en las ramas de un árbol. Encontró un buen lugar y tuvo un buen descanso. Dormía tan a gusto que se le olvidó que estaba en una rama. Pasaron las horas y ya había oscurecido cuando despertó de un salto. Olvidándose que estaba en una rama, comenzó a caer. Mientras caía, su mano abierta agarró una rama, y la apretó fuertemente. Estando colgado allí, escuchó una voz que le decía: "suelta la rama" pero como había tanta oscuridad, él no se atrevió a soltarla. Aquel hombre permaneció colgado hasta el amanecer sólo para descubrir que estaba a pocos centímetros del cielo. Estuvo colgado en aquel árbol toda la noche experimentando un fuerte dolor y un gran cansancio, cuando pudo haberse dejado caer al suelo sin problemas.

Nosotros también a veces nos aferramos al pecado. Nos sentimos cansados y condenados por mucho tiempo. Sin embargo, sólo estamos a "pocos centímetros" del perdón y de experimentar la paz con Dios. Vivamos hoy en paz al confesar y arrepentirnos de nuestros pecados. No debemos permitir que la vergüenza de confesar impida la paz interior y el gozo de ser perdonados. Que Dios nos ayude a tratar con el pecado inmediatamente.

Fuente: Timothy Senerwa, Junto a Aguas de Reposo

Pecar es de humanos; persistir en él es necedad.

¡Cuán bienaventurado es el hombre a quien el SEÑOR no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño! --Salmos 32:2

DEJA QUE TU LUZ BRILLE

Una pequeña niña se encontraba entre un grupo de personas, que eran guiadas en una excursión por una gran catedral. Mientras el guía daba explicaciones sobre las diversas partes de la estructura, el altar, el coro, la mampara y la nave principal, la atención de la pequeña estaba enfocada en una vidriera de colores.

Estuvo por largo tiempo, considerando en silencio la ventana. Al elevar la vista hacia las figuras que formaban parte del vitral, su rostro fue bañado en un arco iris de colores cuando el sol de la tarde inundó el ala cruciforme de la inmensa catedral.

Cuando el grupo se preparaba para continuar la gira, la niña se llenó de valentía y preguntó al guía: "¿Quiénes son las personas que están en ese vitral tan hermoso?
-Esos son los santos" -respondió aquel.

Esa misma noche, mientras la niña se alistaba para acostarse, le dijo a su madre con orgullo:

-Sé quiénes son los santos.
-¿Lo sabes? -respondió la madre. ¿Y me podrías decir quiénes son?
Sin vacilar la niña respondió:

- ¡Son las personas que dejan que la luz brille a través de ellas!
¿Estas permitiendo que la luz del Señor brille a través de tí?

Hemos sido llamados a compartir la luz de Jesús en un mundo de tinieblas. Como rayos de luz que atraviesan el pesimismo y la oscuridad, podemos llevar esperanza y ánimo.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. --Mateo 5:16

QUÉ TE PARECE?

En la lectura de la Biblia de hoy Jesús le preguntaba a Pedro sobre el pago de impuestos, y le dice: "¿Qué te parece, Simón?" Es importante lo que pensamos. Tenemos que ser cuidadosos con nuestros pensamientos. Hay un refrán que dice:

Siembra una idea, recoge un hecho,
Siembra una hecho, recoge un hábito,
Siembra una hábito, recoge un carácter,
Siembra una carácter, recoge un destino.

Muchas personas viven en un mundo irreal. No piensan correctamente, sino que creen en lo ilusorio. La persona en su juicio cabal enfrenta los hechos, cree en la verdad, y no trata de evadir la realidad. "Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida" (Proverbios 4:23). El sano pensar conduce a buenas convicciones sobre el bien y el mal. Producirá la confesión, el arrepentimiento y un cambio de vida.

Cuídate de lo que entra en tu mente a través de tus ojos y tus oídos. No permitas que entre nada que contamine tu mente. Vivimos en cuerpos con mentes propensas a las malas ideas y a las actitudes insensatas. Pero por el poder de Dios podemos tener mentes renovadas que piensen en todo lo que es verdadero, todo lo henesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo que es de buen nombre, en las cosas de valor dignas de alabanza. (Filipenses 4:8)

Quizá no seamos lo que pensamos que somos; pero en lo que pensamos, eso somos.

Fuente: Edward Hochstetler, Junto a Aguas de Reposo.

Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. --Proverbios 23:7

 

DEVOLVER EL FAVOR

Cadena de favores es una película que trata de un niño de doce años que quiere marcar una diferencia en el mundo. Motivado por un maestro de su colegio, Trevor invita a un hombre sin hogar a dormir en su garaje. Ignorante de este arreglo, la madre de Trevor se despierta una noche para encontrar al hombre que estaba arreglándole la camioneta. A punta de pistola, ella le exige que se explique. Él le muestra que ha logrado arreglar la camioneta y le cuenta acerca de la amabilidad de Trevor. Le dice «Simplemente estoy devolviendo el favor».

Creo que esto es lo que Jesús tenía en mente en una de las últimas conversaciones con Sus discípulos. Quería mostrarle hasta dónde llegaba Su amor. Así que antes de la última cena juntos, se quitó el manto, se ciño una toalla alrededor de la cintura, y comenzó a lavarles los pies a Sus discípulos. Esto fue algo escandaloso porque solo los esclavos lavaban los pies. Era un acto de servidumbre y un símbolo que señalaba el sacrificio, la pasión y la humillación de Jesús en la cruz.

Imagina lo diferente que se vería nuestro mundo si les diéramos a los demás el tipo de amor que Dios nos ha dado por medio de Jesús. -MLW

Para conocer el amor, abre tu corazón a Jesús. Para mostrar el amor, abre tu corazón a los demás.

Porque os he dado ejemplo, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis. --Juan 13:15